En el trabajo es muy importante orientar y motivar a los empleados para su buen desempeño y el éxito de la empresa. Los empleados siempre tienen algo nuevo que aprender. Por eso es muy importante establecer una relación laboral en la que se sientan en confianza y estén motivados a crecer. La forma más dinámica y placentera de lograr este objetivo es realizar un workshop en el que se reúna a todos los empleados y el jefe sea como el maestro que guía a sus discípulos. También los empleados podrán compartir sus conocimientos y contribuir con la labor. Por ello toda buena empresa debe saber qué es un workshop.

¿En qué consiste un workshop?

Un workshop es básicamente un taller donde se reúnen a todos los empleados de la empresa para intercambiar conocimientos entre los participantes. El jefe o moderador puede dar una exposición sobre temas relacionados con la empresa y responder a las preguntas que realice cada participante.

Un workshop generalmente dura de 1 a 2 horas y no hay un ponente que lidere la reunión. Es una especie de dinámica en grupo donde todos los participantes comparten sus conocimientos y experiencias, expresan sus dudas, formulan preguntas y aclaran las dudas de los otros participantes.

Tipos de workshop

Los tipos de workshop pueden variar según el tipo de empresa. Por ejemplo, en una empresa grande donde se venden enormes cantidades de productos a diario, conviene realizar un workshop en un aula espaciosa para todos los participantes y organizar unas mesas y sillas. Se puede decorar el espacio con motivos alusivos a la empresa.

En un workshop para un establecimiento público o una escuela se puede utilizar un aula con un escritorio y unas sillas para los participantes. Se puede incluir un pizarrón para escribir los temas o usar un proyector para exponer los temas.

Los participantes pueden traer todos sus apuntes para mostrarlos a los demás. También se puede amenizar la reunión con algo de música y algunos refrigerios. Para finalizar se pueden dar obsequios a los participantes además de un certificado. De esta manera, la experiencia en la empresa será más placentera para los empleados y su desempeño será óptimo.

Un workshop es un evento muy sencillo de realizar y muy beneficioso tanto para los empleados como para el jefe. No se requiere más que la motivación de los participantes para que la experiencia sea provechosa.